Crystal Symphony
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.


Foro dedicado al manga, anime, música, videojuegos y mucho más aquí en Crystal Symphony, únete a nosotros¡¡
 
ÍndicePortalImágenes recientesBuscarRegistrarseConectarse

 

 Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón

Ir abajo 
AutorMensaje
Yoru
Moderador
Moderador
Yoru


Mensajes : 128
Puntos : 224
Fecha de inscripción : 01/03/2010
Edad : 33
Localización : Japón

Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón Empty
MensajeTema: Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón   Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón Icon_minitimeDom Mar 21, 2010 5:24 pm

Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón

21-03-2010

Tanto en el anime como en el manga, es habitual en ciertas series y géneros representar a niñas con minifaldas y escotes en viñetas que pueden tener una cierta carga sexual. A este tipo de dibujo se le denomina lolicon o Lolita Complex (complejo de Lolita; este nombre viene de la novela Lolita de Vladimir Nabokov, y, a su vez, está basado en una novelette llamada El Hechicero). Esta denominación puede referirse también a la gente que se siente atraída sexualmente hacia las niñas ya sean reales o imaginarias, aunque actualmente no hay una definición exacta del término debido a la falta de consenso sobre qué significado debe tener y de lo que debe englobar.

Debido a esto, existe una fuerte crítica hacia el lolicon. Hay algunos que piensan que contribuye a casos de abuso infantil. Otros piensan que no existen pruebas de casos que afirmen los argumentos de los críticos. Mientras, varios países han creado leyes en contra de material que pueda contener imágenes algo subiditas de tono que involucren a personas que son menores de edad...


La propuesta y el grupo que está a favor: Shintaro Ishihara

Todo esto comenzó con el caso de Tsutomu Miyazaki, que secuestró y asesinó a cuatro niñas de entre 4 y 7 años entre 1988 y 1989, y cometió actos de necrofilia con sus cadáveres. El Tribunal Superior de Tokio dictaminó su estado mental, afirmando que los asesinatos fueron premeditados y que se derivaba de las fantasías sexuales de T. Miyazaki, y fue ejecutado en la horca por sus crímenes el 17 de junio de 2008.

A raíz de esto, se fundó CASPAR, una organización japonesa sin fines de lucro cuyo objetivo era la regulación de las campañas de imagen de las menores en revistas pornográficas y videojuegos.

Este sentimiento público contra la pornografía infantil animada se reavivó en 2005 cuando un convicto delincuente sexual, que fue detenido por el asesinato de una menor de siete años de edad en Nara, se sospechó que era un fan del lolicon. A pesar de la especulación los medios de comunicación, se constató que el asesino, Kaoru Kobayashi, rara vez tenía interés en el manga, los juegos o las muñecas. Sostuvo, sin embargo, que él se había interesado en las niñas después de ver un vídeo pornográfico de animación como un estudiante de secundaria. Fue condenado a muerte por ahorcamiento.

Recordemos, además, que el 11 de marzo de 2008 UNICEF Japón emitió unas polémicas declaraciones sobre la pornografía infantil en Japón y los derechos de los niños, incitando a la prohibición de las representaciones sexuales de menores en manga, anime y videojuegos.

Intentando poner punto final al asunto de una vez, la Asamblea de Tokio ha decidido este lunes intentan poner fin a la venta de mangas con escenas sexuales que impliquen la presencia de menores, levantando revuelo en el mundo del manga y los foros japoneses de internet. Esta iniciativa, liderada por el alcalde conservador de Tokio, Shintaro Ishihara, fue debatida este viernes 19 de marzo del 2010, siendo finalmente aplazada.

La propuesta afecta a todo personaje de manga o anime que sea o aparente ser menor de edad implicado en actividades insinuantes, explícitamente sexuales o que impidan el desarrollo de facultades sexuales sanas en los jóvenes lectores. Para evitar la cancelación del manga o anime, los autores deberán demostrar que los personajes son mayores de edad.

Según Michiko Magaoko, director de una organización sin fines de lucro en Kioto llamada Guía Juvenil, fundada en 2003, aproximadamente la mitad de los 2.000 títulos de animación pornográfico distribuido en Japón todos los años, incluyendo películas y juegos de video, tienen personajes escolares.

Mitsui Kondo, un representante de Osaka de la Agencia de Protección del Niño, sostiene que estas películas pueden distorsionar las actitudes hacia las niñas: Esta situación hace que nuestra sociedad sea más peligrosa para las niñas... Tenemos que pensar antes de hablar de la libertad de expresión.

La noticia ha dado lugar a una manifestación creada por un grupo de dibujantes el lunes ante el Ayuntamiento de Tokio para expresar su preocupación e insisten que esta normativa pone en peligro la iconografía por antonomasia de la cultura del manga. También han recordado que hay distintas categorías, que abarcan desde las historias para niños pequeños hasta la pornografía. Y como ejemplo de la última categoría mencionada, está el barrio de Akihabara (centro del manga y la tecnología en Japón), en los que los menores ya tienen prohibida la entrada. Y es porque Akihabara, entre sus muchas caras, es también el centro de todas las perversiones habidas y por haber.

Por eso, puedes ir a un maid cafe o butler's cafe (una cafetería-restaurante donde las/os camareras/os van cosplayeados de sirvientas o mayordomos franceses) y por 14000 yenes (alrededor de 113 euros), el cliente puede comerse con la mirada a una de estas camareras (o mayordomos) bajo una condición: no se puede tocar.

Por ejemplo, se ha dado el caso en el que las empresas contratan a adolescentes menores de edad (véase el caso de Saaya Ire) que van por las calles de Akihabara en traje de baño o cosplayeadas posando de una manera sugerente ante cientos de cámaras que las fotografían.

Puede parecer indecente, pero algunos han visto una gran oportunidad de negocio, ya que existe un nicho de clientes en busca de este material para satisfacer sus fantasías sexuales.

Pese a que esté prohibida la entrada a menores, los estudiantes entran como si nada, ya que se hace la vista gorda. Lo que interesa es vender, da igual quién caiga. Y luego pasa lo que pasa, que al ver a las mujeres como un objeto, los jóvenes las tratarán como tal o las chicas no las parecerá mal que la traten de esa manera, porque está a la orden del día.

Es por eso que creo que tomar medidas al respecto puede ser buena idea, aunque, al igual que se quiere prohibir todo lo relacionado con el ecchi con personajes menores de 18 años, también deberían prohibir otras cosas, como la violencia gratuita, ya que puede ser igual de dañina que las perversiones.


El grupo que está en contra: mangakas, dibujantes y empresas

Esta noticia ha causado mucha polémica, tanto entre el mundo de los dibujantes en general como en internet y en diversos foros. Tanto unos como otros ven esta propuesta como un tipo de censura, y han decidido poner los puntos sobre las íes a su manera: a través de manifestaciones frente el Ayuntamiento de Tokio y con una recogida de firmas online.

Varios creadores insisten en que esta propuesta pone en peligro la iconografía por antonomasia de la cultura del manga y recuerdan que también dentro de este arte hay categorías, que van desde inocentes historias infantiles hasta pornografía para adultos.

El dibujante Tetsuya Chiba (Ashita no Joe) declaraba: He visto casos en los que nuestra cultura ha perdido poder por culpa de normativas. Queremos que las reglas las decidan los lectores.

Para la dibujante Machiko Satonaka, la propuesta toca el ámbito de la libertad de expresión y está abierta a diversas interpretaciones", por lo que permitiría al Gobierno regular incluso los personajes de cómic, pese a que no hacen daño a nadie.

El crítico cultural Hiroki Azuma dice que muy pocos lectores de manga lolicon cometen delitos. Asimismo, Milton Diamond y Ayako Uchiyama observan una fuerte correlación entre el aumento espectacular de material pornográfico en el Japón de la década de 1970 en adelante y una notable disminución de las denuncias de violencia sexual, incluidos los crímenes y agresiones a niños menores de 13 años.

La lista de los mangakas y editoriales que se han puesto en contra de esta normativa es la siguiente:

Mangakas

Fujiko F. Fujio A
Saito Takao
Kitami Ken-ichi
Adachi Mitsuru
Nagai Go
Satonaka Machiko
Takahashi Rumiko
Aoyama Gosho
Hagio Moto
Itagaki Keisuke
Imagawa Yasuhiro
Yasuhiko Yoshikazu
Kawaguchi Kaiji
Ogino Makoto
Motomiya Hiroshi
Chiba Tetsuya
Yagami Hiroki
Fujisawa Tohru
Koshiba Tetsuya
Kobayashi Makoto
Serizawa Naoki
Fukami Jun
Akamatsu Ken
Toda Yasunari
Hamaoka Kenji
Sato Ken-etsu
Yamaguchi Takayuki
Takahashi Yosuke
Itosugi Masahiro
Watashiya Kaworu
Takaguchi Satosumi
Yamamoto Kenji
Abe Yoshitoshi
Takemiya Keiko
Sasaya Nanae
Kaneko Hiraku (director de Seikon no Qwaser)
Yoshino Hiroyuki (organizador de Mai-HiME)
Uezu Makoto
Morita Shigeru (escritor de Mobile Suit Gundam Seed)
Nawa Munenori


Editoriales

Kodansha (Weekly Shonen Magazine)
Shueisha (Weekly Shonen Jump)
Shogakukan (Weekly Shonen Sunday)
Kadokawa Shoten (Monthly Shounen Ace)
Shinchosha (Comic Bunch)
Shonen Gahosha (Young King Ours)
Akita Shoten (Champion RED)
Hakusensha (Young Animal, LaLa Magazine)
Futabasha (Weekly Manga Action)
LEED Sha (Golgo 13)



Spoiler:
Volver arriba Ir abajo
 
Mangakas se manifiestan contra una propuesta de regulación del gobierno nipón
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Crystal Symphony :: Zona Otaku :: Noticias-
Cambiar a: